noviembre 2017
L M X J V S D
« abr    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Proyectos irresponsables – políticos incompetentes

La Voz de La Palma

A propósito del Pleno de resolución de las alegaciones al PTE del pasado 14 de septiembre en el Cabildo Insular de la Palma.

El pasado viernes 14 asistí al pleno celebrado en el Cabildo Insular, concretamente al punto donde se resolvían las alegaciones al PTE. A pesar del nivel de irresponsabilidad e incompetencia que muchos de los políticos allí presentes han demostrado , después de lo que allí escuché me quedé aún un poco más preocupado y triste al comprobar en que manos está el futuro de este lugar tan maravilloso que es La Palma. Pasamos a analizar lo dicho en este punto del orden del día.

Lo primero que me deja sorprendido es el acuerdo al que habían llegado en comisión los representantes del Coalición Canaria, PP y Partido Socialista, según manifestó la señora Coello, del PSOE: Todos iban a aceptar y dar por buenos los informes técnicos y jurídicos hechos a las alegaciones, prácticamente sin leerlos. Esto se justificaba por el poco tiempo que tuvieron para estudiar el documento (la oposición mostró su queja por este hecho) y porque había prisa en aprobar el PTE.

Primera irresponsabilidad: los documentos que se aprueban no solo hay que leerlos, sino analizarlos y valorarlos a fondo y más en un tema con tanto impacto territorial y económico y con tanto debate social como éste. Hay que pensar que los técnicos pueden ser incompetentes, puede haber criterios contradictorios entre ellos, pueden estar influidos por intereses particulares o directamente pueden ser corruptos. Y son los políticos los que tienen la responsabilidad de asegurar la competencia, veracidad y justicia de los informes técnicos. Hay que recordar que el que aprueba estos informes adquiere una responsabilidad ética y jurídica sobre su contenido.

Al principio interviene el señor Carlos Cabrera. Se nota su dilatada experiencia política, pues habla mucho más de lo que dice. Intervino para defender enérgicamente el aumento de plazas alojativas en los campos de golf. Y al escucharlo me pregunté: ¿Qué intereses está defendiendo desde su puesto público, los de los ciudadanos como es su obligación o determinados intereses particulares?

La señora Coello, portavoz del grupo socialista muestra su crítica al proyectado Aridane Golf, por ubicarse en un Espacio Natural Protegido (en esto coinciden con los populares). Al resto de planes y proyectos parecen dar el visto bueno, pues no plantean ninguna crítica, ni comentario. La señora Coello en un momento dado se pregunta”.¿Por qué no vamos a proteger los parajes naturales protegidos?”, refiriéndose a la posible destrucción de 600.000 m2 del Paisaje Protegido de Tamanca. Es un planteamiento razonable y lógico. Lo que no entiendo bien, es que si ésta es la postura del grupo socialista, porque no pusieron objeción a otro proyecto, el hotel de Las Times en Los Quemados que también invade el Paisaje Protegido de Tamanca y revienta uno de los parajes más bellos de la medianía de Fuencaliente, Los Llanos Negros. O por qué no se puso objeción al hecho de que el proyectado campo de golf de Fuencaliente estuviera literalmente pegado al Espacio Protegido de Cumbre Vieja.

En este caso, la COTMAC (Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias) puso algo de orden a evaluar el PGOU de Fuencaliente e indicar que cualquier intervención en la zona debe estar como mínimo a cien metros del límite del espacio protegido. En este caso los técnicos de la desprestigiada COTMAC, tomaron esta tímida consideración, posiblemente porque los “comisarios políticos” estaban distraídos del asunto. Y viene a cuenta comentar que Coalición Canaria ha ido adaptando y metiendo mano en la COTMAC, entre la sumisión y la rebeldía de los técnicos, para que se pongan las menos trabas posibles a los proyectos inmobiliario-especulativos de sus amigos y patrocinadores. Y cuando no se puede forzar más la legalidad….pues se cambia la ley. En cualquier caso van en aumento las sentencias judiciales contra resoluciones de la COTMAC.

Pero volvamos al pleno y a la defensa que hacía la señora Coello de los espacios naturales protegidos. Además de lo comentado anteriormente, tampoco entiendo el despiste sobre otros dos proyectos que afectan a parajes protegidos; los campos de golf de La Pavona y Barlovento que inciden sobre un ZEPA (Zona de Especial Protección para la Aves), definido por la normativa europea. Y podríamos poner otros muchos ejemplos.

La defensa del proyecto de campo de golf en Los Llanos, sobre el espacio Protegido de Tamanca, corrió a cargo del nuevo consejero insular de planificación y servicios públicos, el señor Luis Viña. Sus argumentos fueron, además de pobres, dignos de un titular en alguna revista humorística: “No hay ninguna razón que impida que un campo de golf esté en un espacio natural o en un LIC” (Lugar de Importancia Comunitaria protegido por la legislación europea como es el caso de Tamanca). Por lo visto, esta lúcida afirmación se debe a un genio del Derecho Urbanístico que pulula por el Cabildo y que vamos conociendo, el jefe accidental del Servicio de Política Territorial, el señor J. Roberto Gózales Díaz.

Después para “despejar las dudas ambientales” el señor Viña hace referencia al informe del biólogo D. Pedro Luís Pérez de Paz, un “técnico bastante solvente” según sus palabras. Hay que recordar que este señor es propietario de una empresa de consultaría ambiental y el Cabildo de la Palma es su principal cliente. Todos los informes ambientales que ha necesitado el Cabildo en los últimos años se le han encargado a su empresa. Y pueden imaginarse el volumen de ingresos que la institución insular aporta a este negocio. Por cierto, me imagino que habrá concurso público para encargar estos informes ambientales. En estos tiempos parece que pocos técnicos ponen la ética profesional por encima del negocio y muchos se muestran dispuestos a flexibilizar y relativizar, hasta el punto de afirmar que un campo de golf como el de Tamanca, con sus 550 plazas alojativas, es perfectamente compatible con la preservación de un espacio natural. Que se lo explique a sus colegas de la universidad. Es evidente que existen muchos más informes de biólogos y otros profesionales que son rotundos al afirmar la necesidad de preservar este espacio en su integridad.

Por otro lado, si tan serio le parece este técnico al señor Viña, debería estudiar y tomar en consideración las opiniones muy críticas que plantea sobre otros proyectos, como los hoteles propuestos en la Cangrejera, el de Balcones de Mazo, el de la costa de Puntallana, etc.

En estas estábamos cuando el señor Perestelo pontificó con la siguiente afirmación: Este plan turístico, el PTE, “ya fue evaluado por los ciudadanos hace muy poquito” (en referencia a las recientes elecciones). Quizás esa idea le ayuda a tranquilizar su conciencia (cuando él está promoviendo un plan irracional, especulativo y destructivo contra la isla que dice querer) pero destila cinismo y poca vergüenza.

Señor Perestelo, la ciudadanía palmera no conoce cuales son sus planes especulativos y lo poco que se ha ido conociendo es gracias al gran esfuerzo de difusión de diferentes colectivos sociales, especialmente ecologistas. Y difícilmente se puede evaluar o apoyar lo que no se conoce. Por otro lado, usted sabe que muchos de los votos otorgados a su partido no son precisamente el resultado del análisis y la libre reflexión.

Pero sigamos con las palabras del señor Viña. A continuación, refiriéndose nuevamente al informe del señor Pérez de Paz, afirma que no es posible encontrar otro emplazamiento para el campo de golf en la vertiente oeste, salvo que se sustrajera espacio agrario y la legislación estipula la preservación del espacio con valor económico como es el agrario. Curioso planteamiento de un biólogo que da preferencia a un espacio solo por su valor económico despreciando la importancia de un paraje lleno de valores biológicos, geológicos, culturales etc. ampliamente documentados.

Por otro lado me sorprende la defensa que hace el señor Viña del suelo agrario, cuando los campos de golf de La Pavona, Barlovento, Puntagorda y Fuencaliente, además de muchos de los macrohoteles proyectados, destruirán varios millones de metros cuadrados de suelo de gran fertilidad y tradicionalmente agrícolas. ¿En qué quedamos? Por favor un poco de coherencia y seriedad.

Terminamos con una afirmación del consejero de planificación y servicios públicos que posiblemente pasará a la historia del humor cínico:”…ese campo de golf (el proyectado en Tamanca) por estar dentro del espacio en el que está, es garantía, precisamente…, de que no se va a alterar, como así lo recoge el plan”.

El señor Cabrera, contrario a este proyecto por razones legales, replicó inteligentemente que “la objetividad es la ley y los tribunales están para aplicar la ley, no lo que dice un técnico” A ver que le cuenta el señor Viña al juez cuando el caso llegue, y llegará, a los tribunales.

Para terminar decir que a ningún partido de los presentes le pareció digno de mención o comentario el hecho de que más de mil ciudadanos de la isla presentaran una alegación en el mismo sentido. Eso es democracia y respeto a la participación ciudadana.

Parece que el tema central del escaso debate fue la cuestión de la rentabilidad económica de los campos de golf. La “rentabilidad” ambiental y social, así como la calidad de vida de los habitantes de esta isla parecía no tener cabida en la agenda de sus señorías.

Me marché del pleno antes de que terminara el asunto porque además de aburrirme, tenía hambre y quería ver la telenovela.

Eduardo P. Cáceres

Comments are closed.