noviembre 2017
L M X J V S D
« abr    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Víctima de la vista gorda municipal

lavozdelapalma

Tacande (Cuesta Juliana – El Paso)

Reza el dicho que hecha la ley, hecha la trampa. Cuántos no han intentado saltarse las normas que regulan la construcción en suelo rústico. La mayoría de los cuartos de aperos que se edifican en la Isla esconden tras sus paredes mejores condiciones de habitabilidad que los mini pisos de la Ministra

El chanchullo funciona así. Lo primero es contactar con el concejal o alcalde de turno para que te oriente. En algunos casos se necesitará un dinero extra por un asesoramiento de estas características, pero en otros sólo basta que sobrentienda a quien debe votar a partir de ese momento. En ambos casos el resultado es que las autoridades municipales adquieren una oportuna ceguera que si no se produce un futuro desencuentro le permitirán construirse el soñado chalet con piscina en un entorno rural desde el que luego podrá increpar al mago que lleva allí toda su vida porque el gallo le despierta demasiado temprano. Otra cosa que debe sobrentender es que si resulta denunciado por la ilegalidad cometida no podrá alegar que el alcalde o concejal de turno le dieron el visto bueno. Esas conversaciones nunca existieron, ¿capisci?

Lo segundo es el procedimiento a seguir. Hay que solicitar una licencia para un cuarto de aperos. Si ha pensado en más metros, no hay problema: solicite otra para la construcción de un estanque, que a posteriori puede ser parte de la vivienda (entonces habría que pegarlo a una de las paredes del cuarto de aperos) o una piscina. Hasta que pase el técnico municipal las construcciones tienen que aparentar lo que se ha solicitado, pero una vez que este emita su informe, puede dar rienda suelta al proyecto de sus sueños.

Como en los cuentos, hay un final feliz para unos y no tanto para otros. Puede usted ser víctima de un lobo feroz que a fuerza de soplidos quiera derribarle el chozo, llámese SEPRONA o APMUN, cuando no, de la envidia de algún vecino celoso de los gnomos que ha puesto en los jardines. En este punto se encuentra una vecina de Tacande (Cuesta Juliana – El Paso) a la que la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural (APMUN) está realizando actualmente los trabajos de demolición forzosa de su casa. Además deberá afrontar el pago de 45.000 euros de multa y otros 40.000 euros por gastos de demolición. Rodeada de vecinos con construcciones edificadas usando las mismas argucias y conocedora de otras de mayores proporciones, se siente injustamente tratada, pues en su caso no le permitieron derribar sólo lo que había construido de más hasta ajustarse a los metros requeridos. Además, los 85.000 euros que debe pagar le parecen excesivos. Tal cantidad sobrepasa con creces lo que hasta ahora ha invertido en su casa. Se siente víctima de un engaño y piensa que las autoridades siempre se ensañan contra los más débiles, que con aquellos que tienen dinero o influencia en las esferas de poder siguen haciendo la vista gorda.

En realidad, todos los que se vean en esta situación han sido víctimas, además de sí mismas, de la vista gorda de sus autoridades municipales, que con esa actitud siguen promoviendo la construcción ilegal a cambio de votos con los que seguir manteniéndose en sus poltronas y cuando resopla el lobo, si te he visto no me acuerdo. Se acabó la vista gorda.

Comments are closed.