noviembre 2017
L M X J V S D
« abr    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Asamblea por Tenerife llama a la ciudadanía a responder ante el nuevo embate político-empresarial para impedir que se construya el puerto de Granadilla

Revista Digital San Borondón

Tenerife / Granadilla

Ante la falta de transparencia y voluntad política de las instituciones públicas que promueven el puerto de Granadilla, AxT se ha visto obligada a celebrar actos abiertos al público con el objetivo de informar realmente del impacto negativo que tendrá la construcción del muelle industrial

Mediante una rueda de prensa celebrada en Santa Cruz de Tenerife, Asamblea por Tenerife ha realizado un llamamiento a la ciudadanía tinerfeña para el próximo 12 de noviembre volver a rechazar la construcción del puerto de Granadilla, al tiempo que pone de manifiesto el inicio de una campaña de información pública en donde se exponen los fundamentos del rechazo a dicha infraestructura y ha propiciado una serie de iniciativas para el debate de la necesidad de desterrar proyectos faraónicos como este polémico muelle, como el encuentro sindical realizado la semana pasada o la mesa redonda que se celebrará este próximo jueves en la plaza de la Candelaria en la que participarán importantes expertos de la comunidad científica de las islas.

Ante la falta de transparencia y voluntad política de las instituciones públicas que promueven el puerto de Granadilla, debido a la connivencia con el sector empresarial, empeñado en llevar a cabo el puerto pase lo que pase, AxT se ha visto obligada a celebrar actos abiertos al público con el objetivo de informar realmente del impacto negativo que tendrá la construcción del muelle industrial y denunciar el intento se silenciar las voces autorizadas que rechazan esa construcción la mismo tiempo que difunden en la prensa afecta al poder campañas de desinformación con el objetivo de mantener engañada a la ciudadanía bajo la falsa promesa de generación de empleo y la reactivación económica.

Desde su punto de vista, el poder se opone a debatir en público sobre el puerto de Granadilla porque es muy consciente de sus argumentos falsos no aguantan el cara a cara con los expertos y porque su maquinaria mediática es capaz de difundir la información manipulada que interese a los objetivos de construir el muelle.

Santiago Pérez (XTF) dijo que desde que hace tres décadas se creara la constitución, pocos asuntos han podido servir tanto como test para controlar la calidad de nuestro sistema democrático como el proyecto del puerto de Granadilla, una infraestructura de una gran importancia en sí misma por la costosísima inversión pública que va a suponer si finalmente se ejecuta, por su dudosa viabilidad técnica, dadas las características climatológicas de la zona, además de la cuestionable necesidad de llevarlo a cabo en el sentido de que va en contra de lograr un verdadero modelo sostenible y desde luego dado su indudable impacto en el medio ambiente y biodiversidad de la isla.

El concejal lagunero dijo que a favor de esta infraestructura se ha puesto todo el poder de Tenerife, que no es sólo el institucional, sino el empresariado más influyente y a través suyo, gran parte del poder de los medios de información. En el mundo de la política, todo el oficialismo ha estado volcado a favor de este proyecto desde Adán Martín, hasta José Segura, el gran valedor en el PSOE, en favor del poderoso lobbie empresarial.

Recuerda que la presión sobre el gobierno de España para que se pueda realizar esta obra ha tenido el sello de CC a lo largo de las dos últimas legislaturas, incluso cuando no era apoyo parlamentario del primer gobierno de Zapatero, mucho más en esta legislatura, donde los nacionalistas firmaron el pacto de estabilidad con el gobierno socialista, siendo el puerto de Granadilla la principal contrapartida exigida por CC para conceder sus votos en el Congreso, lo que sirvió para que el gobierno de España no interviniera en el episodio de la inconstitucionalidad del catálogo de especies desprotegidas creado a la carta por el anterior gobierno de Canarias para facilitar la construcción del muelle.

Para Pérez el resultado del test que supone el puerto de Granadilla pone de manifiesto la débil calidad democrática, el predominio de los poderes empresariales sobre la sociedad y sobre las instituciones, pero también ha servido como una gran prueba de hasta dónde pueden llegar los ciudadanos y los colectivos utilizando los mecanismos que ofrece el Estado de derecho, porque todo este poder político-empresarial no ha podido durante todo este tiempo salirse con la suya, simplemente porque los ciudadanos lo han impedido.

Miguel Ángel Pérez (IUC) dijo que el rechazo al puerto de Granadilla viene desde hace un década porque la ciudadanía de Tenerife ha visualizado que se trata de una barbarie absoluta, dicho lo cual mostró la disposición tanto de AxT como de los colectivos que se movilizan en contra de esa construcción los recursos institucionales que tenga su partido, desde el Parlamento Europeo con el grupo de la Izquierda Europea, como el Congreso de los Diputados y las instituciones en donde tenga representación.

El dirigente de izquierdas anima a los ciudadanos a participar de la manifestación del próximo 12 de noviembre porque entiende que aún se puede parar una infraestructura que es un monumento a la ilegalidad y al despilfarro, dicho lo cual explicó que en la aproximación que pudieron hacer el pasado fin de semana con el eurodiputado Willy Meyer sirvió para constatar la adversidad climatológica de la zona para que ese muelle sea operativo.

Rafael Medina (Somos Más-Frente Amplio) dijo que el puerto de Granadilla significa entre otras cosas el proceso de unidad de todos los movimientos sociales, sindicales y políticos en torno a una reclamación y a una defensa, por lo que ahora toca a la ciudadanía el día 12N salir a la calle para rechazar la construcción del puerto, para defender una postura crítica que se ha mantenido intacta pese al paso de los años.

Desmintió que el puerto de Granadilla vaya a crear empleo como se han cansado de repetir los políticos instalados en el poder, puesto que una tras otras se han ido cayendo por su propio peso las cifras que han ido dando al respecto, desde los 20.000 puestos de trabajo que se hablaba hace unos años, se han ido acortando las cifras, hasta la realidad, constatada en sus propios proyectos donde se especifica que este muelle sólo daría empleo a 40 personas durante el proceso de construcción, cantidad irrisoria si el dinero que cuesta el puerto se invirtiera en la construcción del hospital del Sur.

Llama a los tinerfeños a demostrar a los grandes poderes económicos, que son quienes de verdad se van a embolsar los beneficios, que seguimos rechazando esa infraestructura a través de un rotundo no a este tipo de megaconstrucciones.

Fernando Sabater (SSP) dijo que el puerto de Granadilla es un fósil, un proyecto de otro tiempo, el cual hunde sus raíces en el desarrollismo de los años setenta, una época en la que se cifraba en el conjunto del mundo occidental el desarrollo económico en las grandes infraestructuras, ya que recuerda que ese muelle está inscrito dentro de los proyectos del franquismo.

En este sentido, dijo que ese proyecto portuario basado en el desarrollismo y que por tanto nada tiene que ver con lo que hoy se acepta por la mayoría social, por los teóricos de la economía y por los planteamientos políticos convencionales, se considera totalmente caduco, sin embargo ha resucitado en los últimos años porque priman los intereses particulares de la clase empresarial, aunque estamos hablando de que ha resucitado en el peor de los momentos, en la etapa en la que tenemos una crisis socioeconómica sin precedentes, de muy mal pronóstico, en donde nuestros dirigentes siguen concentrando las grandes inversiones económicas en proyectos de megainfraestructuras que generan pocos empleos, no resuelven ningún problema social ni económico de nuestra sociedad y encima provocan una afección muy grave al territorio y al medio ambiente.

Audio de la entrevista

Comments are closed.