abril 2018
L M X J V S D
« abr    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Se inventan un puerto deportivo en Mazo para poder construir un hotel en suelo rústico.

La Voz

La empresa Balcones de Mazo, S.A. ha firmado dos convenios urbanísticos con el Ayuntamiento de Mazo para la reclasificación de una zona de suelo rústico donde irá situado un hotel de 500 plazas y para la construcción de un puerto deportivo en la playa La Martina y Punta del Andén, en el barrio de San Simón. Llama la atención la poca “publicidad” que se le ha dado a tan importante rúbrica y la prisa con la que se quieren incorporar ambos proyectos al Plan de Ordenación de Mazo, actualmente en revisión.

Ni siquiera el desafortunado PTE autorizó la construcción de ese hotel, aunque dejó una puerta abierta a esta posibilidad “si se vinculaba el proyecto a un equipamiento estructurante”, es decir a una actividad de interés general y que resultase fundamental para el desarrollo de la isla. Esto constituye en si mismo un fraude de ley (demasiado numerosos en el PTE) pues se invierte el planteamiento legal al inventarse ese (supuestamente necesario), equipamiento a posteriori, con el único fin de legitimar la actuación especulativa. Por tanto los inversores (apoyados mediante convenio por el ayuntamiento) se “sacan de la manga” que un puerto deportivo es un proyecto de interés general para la población, cuando parece claro que sólo es de interés para sus proyectos especulativos. La misma fórmula la pretende la aparentemente todopoderosa Princess con su ilegal proyecto de las Hoyas: sin ruborizarse lo más mínimo, empresarios y políticos dicen que allí se va a construir “el parque temático del Océano”, lo cual “legitimaría” la construcción de un monstruo de 900 camas. Eso se les acaba de ocurrir, mientras el proyecto lleva ya varios años de recorrido. Ósea, se van buscando estrategias, con las oportunas complicidades políticas, para burlar la legalidad.

En el suelo rústico que en Mazo se pretende reclasificar como urbanizable, existen hasta seis zonas de interés arqueológico, que precisamente por su valor han sido señaladas para su protección en el PGOU del municipio. Además esta zona linda al sur con un suelo rústico de interés mixto, natural, cultural y paisajístico que indudablemente sería afectado por esta actuación.

Las Directrices de Ordenación del Territorio plantean igualmente que en lugares no urbanizados, quedará excluida del proceso urbanizador una franja
de 500 metros desde la orilla del mar. Y resulta que más de la mitad de la parcela que se pretende construir se encuentra en esta franja y evidentemente todas las infraestructuras y accesos al pretendido puerto deportivo.

Por otra parte en la Web del ayuntamiento de Mazo sigue colgada la Agenda local 21, llena de buenas ideas y mejores intenciones. Es un documento serio, riguroso y con una gran proyección de futuro. Su seriedad y rigor queda demostrado cuando vaticinaba, hace ya varios años, que “en el planeamiento los condicionantes para la penetración del capital inmobiliario ligado al turismo son insuficientes, dada la gran potencia de este”. Desafortunadamente hay que darle la razón al sagaz redactor. En otro lugar de este documento se apunta que una de las principales amenazas a los ecosistemas y paisajes de la Villa de Mazo es “el proceso creciente de urbanización y el tipo de edificaciones. Especial atención merece el área costera.” La firma de este convenio demuestra que la corporación municipal ha cambiado la Agenda 21, por la Agenda Especulativa-Urbanizadora.

Finalmente sorprende una de las estipulaciones de este convenio, que por su interés trascribimos:

“….la entidad Balcones de Mazo S.A. deberá abonar al Ayuntamiento de la Villa de Mazo la cantidad de 361.445 euros como contraprestación libremente pactada, a las actuaciones modificativas del planeamiento que el Ayuntamiento deberá realizar para incorporar en la revisión de su planeamiento general el mencionado suelo con la clasificación y calificación pactada.”

La misma cantidad se abonaría por la inclusión en el PGO del puerto deportivo proyectado por esta empresa. No sabemos si este tipo de contraprestaciones encajan con la legalidad vigente. Lo que resulta extraño y parece poco ético es que se pongan 120 millones de pesetas (aunque sean para las arcas públicas) junto a la solicitud de reclasificación de esta parcela y la solicitud de incluir el puerto deportivo en el PGO.

Estas y otras muchas irregularidades se encuentran en este convenio urbanístico firmado por la corporación de Mazo, por eso la Asamblea Ecologista de La Palma ha presentado dos alegaciones donde se denuncia las ilegalidades presentes en esta posible reclasificación, la total falta de justificación de este puerto deportivo y los graves e injustificados impactos medioambientales que todo lo propuesto provoca.

(Las alegaciones completas se pueden ver en www.asambleaecologista.org)

Comments are closed.